Theorein

¡Hagamos teoría!

Feed

leave a comment »

V

Ayer vimos Feed, una película australiana del 2005 dirigida por Brett Leonard y escrita por Kieran Galvin basándose en una idea de Patrick Thompson y Alex O’Loughlin, que además actúan como protagonistas.

Hace una semana que escuché hablar por primera vez de esta película y me llamó la atención porque acababa de encontrar el blog de la doctoranda australiana que hablaba del orgullo gordo y el congreso de fat studies que habrá en Sidney, ¡qué obsesión parecen tener los australianos por la gordura! Me picaba la curiosidad, así que le pedí a usoidesfero que la adquiriera legalmente.

La película no es gran cosa, bueno, para usoidesfero de lo peor. La fotografía a veces estaba muy bien y a veces era desconcertante. La BSO insoportable. Pero sí nos parece interesante el debate que suscita.

La película nos cuenta la historia de Phil, un poli australiano que se dedica a buscar delitos sexuales en internet. La historia empieza en Alemania, donde Phil está resolviendo el caso del caníbal de Hamburgo que buscó y encontró en internet a un tipo para comérselo. A su regreso, comienza a investigar el mundo de los feeders, personas a las que les gusta dar de comer a otros. Encuentra una web americana de un hombre que ceba a mujeres y sube vídeos, fotos, acepta apuestas sobre sus constantes vitales. En un chat descubre que las chicas muy gordas de esa web desaparecen y además las medidas de seguridad de la página son extremas, por lo que sospecha que está ocurriendo algo ilegal. Sin embargo, no consigue el apoyo de su jefe y decide irse a EEUU a investigar el caso por su cuenta.

El dueño de la web, Michael, resulta ser un Patrick Bateman. Tras su impecable fachada, su pelazo rubio y su cuerpo de gimnasio, su casa y su esposa perfectas, esconde un oscuro secreto. Cuando era pequeño, su madre engordó hasta la inmovilidad y él quedó traumatizado por tener que cuidar de su madre durante ese periodo. Como consecuencia de este trauma se dedica a buscar mujeres infelices con su cuerpo y las convence de que sus inseguridades son fruto de los cánones de belleza impuestos por la moda y que lo mejor es que se liberen del peso de estos ideales y que engorden cuanto quieran. Establece de este modo una relación de control sobre ellas y las lleva a engordar hasta  quedar inmóviles.

Lo que nos parece interesante de la película es la reflexión que suscita sobre la dificultad de marcar los límites tolerables en las relaciones entre adultos consentidas. La relación feederfeedee existe en la realidad, y, como puede imaginarse, supone un peligro para la salud de la persona que quiere engordar. La pregunta que nos planteamos es doble, por un lado si es admisible realizar una actividad que es perjudicial para tu salud, y por otro, qué responsabilidad tendría alguien que ayude a esa persona. Es decir, en el caso de la película, si tendría derecho una mujer a engordar hasta los 400 kilos, aunque conozca y acepte los riesgos que esto comporta y qué responsabilidad tendría la persona que le da de comer. Además, la relación entre cebador y cebado conlleva las polémicas que suelen rodear a cualquier relación D/s.

La película ayuda a marcar aún más lo difícil de responder a estas cuestiones comparando esta relación con otras más aceptadas socialmente. Así, el matrimonio de Michael es, aparentemente, respetable, aunque cuando avanza la película se ve que su esposa no ha querido ver a qué se dedica Michael, a pesar de tener delante de sus ojos la verdad. Y Phillip, al comienzo de la película, tiene una relación abierta con una chica más joven que él y “promíscua”, que termina abandonándole, aparentemente, por los malos tratos de Phil. Como le dice Michael a Phil en un momento de la película: ¿por qué es peor el trato que dispensa Michael a las mujeres a las que engorda que el trato que dispensaba Phil a su novia? Michael afirma que él trata a esas mujeres como ellas desean ser tratadas.

Aunque no nos haya gustado demasiado, recomendamos la película por el tema que trata y por el giro sorprendente del final.

*** Si quieres saber más sobre feederismo o conocer feeders/feedees te recomiendo Feabie en este post de mi nuevo blog: La red social de los gordos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: