Theorein

¡Hagamos teoría!

Dos modelos de responsabilidad en medicina

leave a comment »

Resumen del capítulo “Dos modelos de responsabilidad en medicina” del libro Ética médica. Las responsabilidades morales de los médicos de Beauchamp y McCullough.

Veremos dos amplios modelos de responsabilidad moral que comparten un origen común: ambos persiguen el objetivo de procurar los mejores intereses del paciente. Cada modelo se origina a partir de uno de los dos puntos de vista fundamentales desde los que pueden interpretarse dichos intereses: el primer modelo entiende los mejores intereses del paciente exclusivamente desde el punto de vista de la medicina, este modelo se basa en el principio de beneficencia que expresa la significación moral de buscar, para otras personas, el mayor saldo de bien (modelo de beneficencia), y el segundo modelo interpreta los mejores intereses del paciente exclusivamente desde el punto de vista del paciente, este modelo se basa en el principio de autonomía que expresa la significación moral de respetar los valores y creencias de otras personas (modelo de autonomía). Cada modelo ofrece una perspectiva válida, pero parcial, de las responsabilidades de los médicos.

El modelo de beneficencia: este modelo se basa en una idea de bienes y males que subyace a las aplicaciones del principio de beneficencia.

  • Bienes (lo que la medicina debe buscar): salud, prevención, eliminación o control de enfermedades (morbilidad) y lesiones, alivio de dolores y sufrimientos innecesarios, mejora de minusvalías y vida prolongada.
  • Males (lo que la medicina debe evitar): enfermedad, enfermedades (morbilidad) y lesiones, dolores y sufrimientos innecesarios, minusvalías y muerte prematura.

En las aplicaciones del principio de beneficencia, los bienes de la intervención médica deben sopesarse con los males, los beneficios con los beneficios alternativos y los males con los males alternativos. El médico debe mantener la capacidad profesional necesaria para sopesar y comparar las alternativas, si concebiera sus obligaciones con los pacientes de forma distinta de cómo lo hacen ellos mismos, el modelo de beneficencia dicta que el médico debe actuar de acuerdo con los fines de la medicina: el médico no puede matar, ayudar al suicidio, etc. Sin embargo, el modelo no es capaz de demostrar que el juicio del médico deba siempre anular al del paciente.

Elementos del modelo:

  1. El fin moral de la medicina: es fomentar los mejores intereses del paciente, tal y como se entienden desde el punto de vista de la medicina.
  2. Principio moral básico: el de beneficencia es el único principio fundamental. Dispone que el médico busque los bienes de los pacientes, tal y como la medicina entiende dichos bienes, y evite los males, tal y como la medicina entiende dichos males.
  3. Obligaciones morales derivadas: las obligaciones del médico relacionadas con su papel derivan del principio de beneficencia: comunicación sincera, confidencialidad, fidelidad, etc.
  4. Virtudes morales derivadas: las virtudes del médico relacionadas con su papel también derivan del principio de beneficencia: sinceridad, confianza, fidelidad, etc.

El modelo de autonomía: se origina en el imperativo moral de procurar los mejores intereses del paciente insistiendo en que es fundamental el punto de vista (y la opinión) de cada paciente concreto sobre sus mejores intereses, el médico debe respetar las decisiones del paciente. Autonomía: capacidad de comprender la situación propia y de perseguir objetivos personales sin estar dominado por coacciones. Las obligaciones del médico no deben interferir con las decisiones autónomas del paciente, aparte de ayudar a su ejecución en la medida en que lo permitan los conocimientos y la capacidad profesional.

Elementos del modelo:

  1. El fin moral de la medicina: es promover los mejores intereses del paciente, tal y como vienen determinados por las decisiones autónomas de cada uno de ellos.
  2. Principio moral básico: el de respeto a la autonomía es el único principio fundamental. Dispone que el médico respete las decisiones y acciones autónomas del paciente concernientes a la asistencia médica.
  3. Obligaciones morales derivadas: las obligaciones del médico relacionadas con su papel derivan del principio de respeto a la autonomía: revelación de la información médica, confidencialidad, fidelidad, etc.
  4. Virtudes morales derivadas: las virtudes del médico relacionadas con su papel derivan del principio de respeto a la autonomía: veracidad, ecuanimidad, fidelidad, etc.

Ambos principios morales parecen nobles e inviolables pero cuando debe determinarse su aplicabilidad en circunstancias conflictivas es tarea de la ética médica fijar los límites de cada uno de los modelos a la luz de las demandas del otro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: