Theorein

¡Hagamos teoría!

Día Sin Bañador

leave a comment »

En la playa

Hoy, según hemos leído en elmundo.es, los nudistas celebran el Día Sin Bañador. Y en la misma noticia leemos que el presidente del Foro de la Familia, Benigno Blanco, aprovecha para reclamar que se apoyen las “playas familiares”, donde pueda haber un ambiente “acorde con lo que cualquier padre normalmente quiere para sus niños” , como si en España nos faltaran playas textiles. Lo que más chirría de sus declaraciones es ese “normalmente” porque, aunque sea respetable la opinión de esta persona, lo que la hace intolerable por intolerante es que absolutice su perspectiva, que intente imponerla.

Una amiga me contó, hace un tiempo, que había visto un documental sobre cirugía estética vaginal. Hemos adquirido legalmente The perfect vagina de Heather Leach con Lisa Rogers, la Samanta Villar galesa, aunque no creo que fuese de éste del que me habló. En este documental, Lisa Rogers explica que ha descubierto que el número de operaciones estéticas para modificar el aspecto de los genitales femeninos había aumentado espectacularmente en el Reino Unido en pocos años. Por lo tanto, Rogers decide investigar cuáles son las causas de este fenómeno. Para su documental se entrevista con una chica que va a someterse a una operación para recortarse los labios menores, ya que le parecen demasiado grandes y antiestéticos; varios cirujanos especialistas en este tipo de intervenciones; mujeres avergonzadas de sus genitales; un escultor que estaba preparando un mural con moldes de vulvas de mujeres “normales”; etc. El problema, deduce Rogers, es que se ha creado una imagen ficticia de cómo son unos genitales femeninos perfectos, proyectada principalmente por el porno. Muchas mujeres que no se encuentran identificadas con este “ideal” se sienten frustradas. Al visitar el taller del escultor, la misma Rogers se sorprende al ver la cantidad de formas tan distintas que las vulvas pueden tener, por lo que invita a una de las mujeres que se sentían avergonzadas a participar en su proyecto. Al ver el mural y el resultado de su vaciado, se sorprende y comprende que ese ideal no es lo habitual.

Normalizando un ideal ficticio, muchas mujeres se sienten acomplejadas. Haciendo de ese ideal la norma, lo normal, la mayoría de las mujeres, las realmente normales, quedan fuera, apartadas a la anormalidad. Esto ocurre con la vulva perfecta pero también con los cuerpos perfectos de las imágenes que nos rodean, en la televisión, en el cine, en las revistas, en las webs… cuerpos que, además, sólo vemos con buena iluminación y edición. Que nuestro referente de desnudez sea el de las actrices, el que se nos proyecta desde páginas y revistas eróticas o porno, nos enferma. Y es por esto que me parece muy sano el nudismo.

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: