Theorein

¡Hagamos teoría!

MAFFESOLI – En el crisol de las apariencias: para una ética de la estética

with one comment

Espejo

 El sociólogo francés Michel Maffesoli, nacido en 1944, es considerado uno de los fundadores de la sociología de lo cotidiano. En el crisol de las apariencias: para una ética de la estética fue publicado en 1990.

La Modernidad estableció una dicotomía entre la razón y lo imaginario, o entre la razón y lo sensible. En este sentido habla Maffesoli de “hiperracional”: un modo de conocimiento que sepa integrar todos los parámetros que habitualmente se consideran secundarios (lo frívolo, la emoción, las apariencias; la estética). Se podría hablar de “sensibilidad de la razón”: aquello que en todos los campos (políticos, profesionales, morales) hace que la razón se estremezca en virtud de esas fuerzas sensibles de la vida privada o pública.

La hipótesis que sostiene Maffesoli es que existe un hedonismo de lo cotidiano, irreprimible y potente, que sostiene a toda vida en sociedad, una suerte de estructura antropológica. Este hedonismo y su aceptación/marginación varía según cada época. En la actualidad, el vínculo social se ha vuelto emocional: las relaciones sociales están animadas por y apartir de lo que es intrínseco, las vivencias cotidianas, de una manera orgánica. De esta manera, se elabora una manera de ser (ethos) en la que lo primordial será lo que se experimenta con el otro, y que Maffesoli designa con la expresión “ética de la estética”.

Maffesoli trata de dar al término estética su sentido pleno y no restringirlo a aquello que tiene que ver con las obras de la cultura o sus interpretaciones. La estética está difractada en el conjunto de la existencia, nada está indemne a ella, ha contaminado todo (la publicidad, lo político, la comunicación, el consumo, la vida cotidiana, etc.). Existe una estetización galopante. El arte no puede reducirse a la producción artística (como ocurría, por ejemplo, en la Ilustración), sino que se convierte en un hecho existencial.

En la actualidad podemos ver cómo los sonidos, los colores, los olores, las formas, se combinan de tal manera que favorecen un sensualismo colectivo, un sensualismo cotidiano. El arte se ha trivializado, da estructura a la banalidad, es decir, “hace sociedad”. Vivimos en una época donde ya nada es verdaderamente importante, lo que hace que todo tenga importancia. Particularmente, los detalles, los fragmentos, las pequeñas cosas, los diversos sucesos que constituyen un mosaico coloreado.

Lo estético (aisthesis), el sentir común, parece ser el mejor medio para nombrar el “consenso” que se elabora ante nuestros ojos, el de los sentimientos compartidos o de las sensaciones exacerbadas: cum-sensualis. Una estética sin restricciones nos permitirá comprender este estar-juntos desordenado, versátil y completamente incomprensible sin este factor: la socialidad. El placer de los sentidos, el juego de las formas, el regreso pujante de la naturaleza, la intrusión de lo fútil, todo ello hace que la sociedad sea más complicada pero, más que a una abdicación del espíritu, apela a un conocimiento más abierto, lo que he llamado una “razón sensible”.

La segunda idea que arroja Maffesoli es que la estética se convierte en ética. También propone una “lógica de la identificación” que sustituya la lógica de la identidad que ha prevalecido durante toda la modernidad. Mientras que esta última descansaba en la existencia de individuos autónomos y dueños de sus acciones, la lógica de la identificación pone en el escenario a “personas” con máscaras variables, tributarias del o de los tótem emblemáticos con los cuales se identifican.

Maffesoli reivindica la idea de un homo estheticus que está a punto de re(nacer). Se trata de volver a encontrar una relación con la verdad que abre hacia “una estética de la existencia”, cosa que permite integrar “el uso de los placeres” en la comprensión de la vida social. Esto pudo realizarse en ciertos periodos de la Hª, como es el caso de la civilización helénica o del homo ludens medieval (Huizinga).

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. Muy buen punto de vista, sin duda se nota tu conocimiento sobre el tema. Es la primera vez que entro, pero te aseguro que no sera la ultima, espero que todos los que lean esto opinen lo mismo que yo.

    perfumes rioja

    11 julio, 2011 at 23:32


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: