Theorein

¡Hagamos teoría!

La concepción platónica de la naturaleza

with one comment

La filosofía de Platón constituye una respuesta filosófica al relativismo sofístico, y en este contexto hay que entender el sentido de su teoría de las ideas. Platón defiende la tesis de que existe real y objetivamente una medida de todas las cosas: las ideas, realidades independientes, que gozan una existencia absoluta y a las que no les afectan las opiniones de los hombres.

Platón es el primer filósofo que tiene en cuanta la totalidad del pensamiento anterior a él de un modo consciente y sistemático. Además de la influencia recibida por su maestro Sócrates, es importante la influencia recibida de Heráclito y su permanencia del logos, Protágoras y los sofistas, el pitagorismo y el eleatismo.

Las “formas” o “ideas” son, en su universalidad, independientes del mundo de los fenómenos. Las cosas se parecen a las ideas, pero, al ser materiales, son siempre imperfectas y están sujetas al tiempo. Lo múltiple es cambiante y perecedero, la unidad es siempre idéntica a sí misma y permanece ajena al tiempo.

Entre las ideas hay una jerarquía y en la cúspide se encuentra el Bien, que es algo más que una idea, es la Unidad. Las ideas son un modelo para el mundo y su relación con éste se da en tres sentidos:

  • Valor ontológico: las ideas son el ser en sí mismo, el ser verdadero Son la realidad misma, no están sujetas al tiempo, no cambian, de nada dependen. Son lo absoluto. Las cosas existen porque “participan” de las ideas.
  • Valor lógico: las ideas tienen un sentido gnoseológico, gracias a ellas conocemos las cosas. El alma, antes de vivir en la tierra, vivió en el mundo de las ideas, por eso conserva un cierto conocimiento (reminiscencia) de las ideas, aunque enturbiado por su prisión corporal. Conocer es recordar. El espíritu posee elementos que, sin proceder de la experiencia, intervienen en la elaboración de esa experiencia. Asímismo, si podemos comparar dos cosas es porque “sabemos” de antemano lo que es “lo igual”.
  • Valor teleológico: las ideas tienen un valor modélico para todo lo que existe. Las cosas “se esfuerzan” por asemejarse a las ideas sin conseguirlo nunca totalmente y esta tendencia es llamada “eros”.

Entre el mundo de las ideas y el mundo de las cosas hay un abismo que se salva de tres maneras:

  • Se da una presencia de la idea en la cosa, las ideas son inmanentes a ella y por eso las cosas son. Paralelamente hay una participación de la cosa en la idea.
  • El Demiurgo es el intermediario entre la perfección de la idea y la imperfección de la materia. Al dar forma a la realidad del mundo, tenía como modelo a las ideas.
  • El filósofo es también un mediador. El sabio que conoce las ideas debe gobernar a los hombres hacia la Justicia, realizando aquí abajo la armonía y el orden que reinan en el cosmos.

Divide Platón la realidad en distintos órdenes que se corresponden a distintos peldaños del conocimiento inteligible. El Bien se halla en la cúspide de toda la realidad, debajo están el resto de ideas, luego los entes abstractos, el mundo de las cosas y por último las sombras de los seres materiales. En la cúspide del conocimiento inteligible está la intuición del Bien, debajo la dialéctica (el arte de comparar las ideas), más abajo la ciencia (dianoia), después la creencia y por último la facultad de percibir imágenes.

En resumen, en el plano gnoseológico va de la mera fantasía al conocimiento intelectual que se da en la contemplación de las ideas, en el plano ontológico de la plenitud absoluta del Bien hasta las imágenes de las cosas y desde lo uno a lo múltiple, y en el plano ético conduce a la meta del Bien. Así el Bien tiene tres dimensiones: es inteligible, es real (no es un mero concepto) y es realizable.

Platón compara al Bien con el Sol del mundo sensible, el Bien es fundamento de todas las cosas y la fuente de la inteligibilidad de toda realidad. Es un ser absoluto trascendente e independiente, idéntico al Uno. En virtud de su unidad absoluta, Platón lo sitúa más allá de la esencia. Aunque se designe como “idea”, es superior a la idea, a toda inteligibilidad y al ser mismo.

Las ideas existen por su misma perfección pero no sería necesario que existiera un mundo múltiple e imperfecto. Para explicar la posibilidad de la existencia del mundo material, Platón recurre a tres principios:

  • Lo posible halla su razón de ser en lo real.
  • Ser de la idea y ser de la cosa.
  • Lo uno y lo múltiple.

Platón concluye que la unidad del Bien contiene de modo eminente a lo múltiple, bajo la forma de la idea de la Díada. Si las ideas son esencias particulares, son eternamente reales en el Bien, que es el Uno, de ello se sigue que el mundo es posible como imagen de un modelo eterno.

Dios conoce las ideas, por lo que puede concebir el modelo del mundo y al mundo mismo. Él es Uno, pero puede concebir lo múltiple porque el Bien está dividido y produce, al tiempo, la verdad y la inteligencia. El Bien se hace inteligencia sin dejar de ser Bien, siendo universal envuelve a la inteligencia misma. Pluralidad y unidad coinciden en la inteligencia divina, el Ser que percibe todas las ideas también percibe la de no ser.

Para que la posibilidad metafísica del mundo sea realizable, es necesario que Dios perciba en sí el poder de causar. Entre los atributos y determinaciones del Bien se encuentran los de actividad, vida y alma, que hallamos también en nosotros. Dios se percibe como causa capaz de acción, es esencialmente activo y capaz de realizar eternamente un mundo eternamente posible. Así el mundo existe eternamente en la inteligencia divina, con su multiplicad y divisibilidad inteligibles, pero es inmóvil. Para que haya movimiento en el mundo sensible, la idea de movilidad ha de hacerse movilidad natural, generación en el tiempo y el espacio. El movimiento no tiene comienzo porque el alma no lo ha tenido y está moviéndose sin cesar. El tiempo es inseparable del movimiento, así que debe ser igualmente ilimitado.

El influjo de la escuela pitagórica, llevó a Platón a considerar la matemática un valor propedéutico. Considera Platón que la matemática habitúa el alma a la contemplación de lo inmaterial puesto que el mundo de los entes matemáticos es el mundo de la razón, de objetos estables, ideales e intemporales. Esto le llevó a la construcción del número humano y el número cósmico. Esta tendencia matematizante fue en aumento, hasta identificar el Bien con lo Uno y a las ideas con los números ideales.

Distingue Platón entre números ideales y números matemáticos. Los números matemáticos sólo existen por participación de los ideales. Los ideales son diversos entre sí cualitativamente y, por ello, no adicionables ni derivables mediante operaciones matemáticas.

El Supremo Ordenador, su alma, es anterior a la misma naturaleza, es causa de su movimiento, es su primer motor, principio de todos los movimientos. La Naturaleza es generada a partir del caos, es decir: el Supremo Ordenador genera el orden a partir del desorden y, por su propia bondad, lo hace del mejor modo posible. La construye de tierra y de fuego y, posteriormente, le añadió el agua y el aire, disponiendo estos cuatro elementos de modo proporcionado y ligados por una “amistad interior”.

Todo lo material ha de tener forma, de modo que el Supremo Ordenador imprime forma a los cuerpos según figuras geométricas. Así proporcionó al mundo forma esférica, la más perfecta y, del mismo modo, rotación circular. El mundo es una tierra esférica, suspendida en el centro de la esfera hiperuraniana, la parte exterior del cielo.

About these ads

Written by umanoidemanme

9 febrero, 2011 a 13:20

Una respuesta

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. Muy buena panorámica de algunos conceptos clave en la filosofía platónica.

    ¿Habéis pensado en recorrer el camino opuesto a la academia? Me refiero a la senda cínica y pirrónica. Sería interesante, como también lo sería hacer un resumen panorámico de la “inversión” del platonismo y la negación del Uno.

    Son algunas ideas. Saludos! :)

    Precesión del perihelio

    10 febrero, 2011 at 19:43


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: