Theorein

¡Hagamos teoría!

Blade Runner II

leave a comment »

Otra ambigüedad que destaca en la película es cómo afecta la tecnología al medioambiente. En primer lugar, la tecnología ha afectado negativamente a la Tierra. En ella sólo se quedan los que por diversos motivos no han podido ir a una colonia extraterrestre, como es el caso de Sebastian, que no pudo marcharse por motivos de salud. Sin embargo, esa misma tecnología es la que ha permitido establecer colonias en otros planetas, y huir de la contaminación de la Tierra. Es decir, la tecnología está en la base tanto del problema como de la solución.

Esta misma ambigüedad se da en el caso de los replicantes: cuando Deckard y Rachel se conocen, Rachel le echa en cara que parece que él no quisiera que el negocio de Tyrell funcione. Deckard le responde que los replicantes son como cualquier otra máquina, pueden ser un beneficio o un peligro. Él sólo interviene cuando son un peligro. Además, si algunos replicantes se rebelan contra los humanos, otros encuentran compañía en los seres creados gracias a la ingeniería genética. Un ejemplo es Sebastian, que es ingeniero genético y se ha fabricado sus propios “amigos” que le alivian su soledad. Zhora es prostituta: los replicantes permiten el negocio de la prostitución sin el problema de la explotación de la mujer… Es decir, la tecnología tiene sus usos positivos y los negativos.

En la novela de Dick hay un rasgo que no aparece en la película: la contaminación en la Tierra ha provocado la extinción de la mayoría de animales, lo que los ha convertido en un objeto de lujo y en un negocio la venta de animales artificiales. Como se ha dicho, en la película de Scott no se menciona este hecho, aunque cuando Deckard llega al edificio de la Tyrell observa un búho y pregunta si es artificial, a lo que Rachel responde que “naturalmente”.

Uno de los aspectos estéticos más importantes de la película es que Scott intentó que el mundo de Blade Runner resultara futurista, pero familiar al mismo tiempo. Para conseguir esto, utilizó una serie de características de nuestra sociedad actual, tales como la población interracial de las grandes ciudades, la atmósfera contaminada de éstas, el urbanismo descontrolado (en los planos generales de la ciudad nunca se ve un espacio sin edificar) y, sobre todo, la publicidad omnipresente (especialmente de marcas reales conocidas en todo el mundo como, por ejemplo, Coca-Cola).

Sin embargo, la película fue estrenada en 1982, treinta y siete años antes de la fecha en que tiene lugar la historia que narra (año 2019). Y, en la actualidad, cuando esa fecha es muy próxima, el “viejo futuro” de la película nos parece muy distinto a nuestro mundo: así los coches voladores, el papel Polaroid en que Deckard imprime la ampliación de la foto de Zhora, o los aparatos controlados por la voz, parecieron el “futuro” en el pasado, pero no hoy en día. Así podríamos decir que nuestro presente es táctil, preferimos controlar la tecnología con los dedos (pantallas táctiles) antes que con la voz. Parece como si hubiésemos dejado de pensarnos tanto como mentes, o si no hubiésemos llegado a pensarnos, como creía Scott, tanto como mentes, y estuviéramos centrándonos más en nuestro cuerpo.

En relación con la posmodernidad, señala Giuliana Bruno en Ramble City: Posmodernism and Blade Runner1 que la ciudad postindustrial decadente en la se desarrolla la película recuerda al “mundo de temporalidad fragmentaria posmoderno; un mundo en el que constantemente estamos recuperando la historia y un sentido de continuidad a través de diferentes estrategias, como la fotografía o la imagen fílmica”. Vivimos en la actualidad de Jean Baudrillard, no hay duración, no hay Historia porque la Historia es significatividad y, sin tiempo, no hay sentido.

El tiempo es un tema relevante en la película porque los replicantes tienen fecha de caducidad y lo que quieren es más tiempo. Tiempo es también lo que nos falta a nosotros. Así podríamos hacer una analogía entre los recuerdos implantados de los replicantes y cómo a nosotros nos implantan el pasado, un pasado construido como se construye la actualidad, desde los mass-media. Vivimos en un mundo sin presente, lo actual es el ahora, simple inmediatez.

También puede hacerse otra analogía con la publicidad en la película: pareciera que el director creara esta misma continuidad, perdida para nosotros, con los anuncios. Estos son las señas de que esta ciudad es la continuación, el futuro, de la nuestra.

Otro punto de enlace entre Blade Runner y Baudrillard son los numerosos ojos y las pantallas que aparecen en la película. Ojos y pantallas que nos sitúan en el plano de las apariencias, en el que replicantes y humanos son claramente iguales. Pero el sujeto humano desarraigado y posmoderno, en poco se distingue del replicante, porque es tan simulacro como él.

Finalmente, está el tema del determinismo tecnológico. Aunque en la película se presenta la tecnología como neutra, sí que se aprecia un cierto determinismo. Los replicantes, una vez que son creados comienzan a razonar por su cuenta. Como se dijo anteriormente, algunos se rebelaron contra sus creadores, lo que llevó a su prohibición en la Tierra y a la decisión de limitar su vida a cuatro años. De este modo, se supone que mueren antes de poder desarrollar sentimientos propios. Sin embargo, los cuatro replicantes que viajan ilegalmente a la Tierra y dan lugar al argumento de la película, parecen desafiar esta teoría. Cuando Deckard recibe el encargo de eliminarlos, le pregunta a Bryant qué ha podido impulsarles a hacer ese viaje, sabiendo que corren el riesgo de morir. Bryant le responde que no sabe. El motivo por el que han arriesgado sus vidas viniendo a la Tierra es que tienen miedo de morir. Quieren que su creador, Tyrell elimine esa limitación temporal.

Written by umanoidemanme

4 marzo, 2011 a 22:55

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: