Theorein

¡Hagamos teoría!

Sociobiología

with one comment

Chimpancés

Edward O. Wilson, zoólogo procedente del campo de la entomología, especialista en hormigas, introdujo el término “sociobiología” en su libro Sociobiology: The New Synthesis de 1975 para designar la aplicación de la teoría evolutiva a la conducta social1. En su libro, Wilson define la sociobiología como “el estudio sistemático de las bases biológicas de todo comportamiento social”2, estudio principalmente enfocado a la conducta animal (animales sociales como insectos, peces, aves, elefantes, primates,…) pero que Wilson también aplicó al Homo sapiens. El capítulo que Wilson dedica al hombre se titula: “Man: From Sociobiology to Sociology”, y en él abre la posibilidad de unir la biología con las ciencias humanas.

La crítica más habitual que se le hace a la sociobiología humana es el uso de modelos inadecuados que ignoran la importancia de la mente y la cultura en el comportamiento humano3. En este sentido, la aplicación de la sociobiología a nuestra especie ha sido considerada un abuso de la biología por parte del antropólogo Marshall David Sahlins que, en su libro Uso y abuso de la biología, señala que Wilson reduce la explicación del comportamiento humano a causas construidas en la naturaleza humana por la evolución biológica. Sahlins defiende, frente a la explicación de Wilson, una autonomía de la cultura respecto de la evolución biológica4.

Otras críticas se han centrado en la relación entre la sociobiología y el determinismo genético. La tesis del determinismo genético (el comportamiento social está fijado genéticamente) justifica la aceptación del status quo, es decir: las cosas son como deben ser. Si consideramos un comportamiento moralmente deplorable, como las agresiones por parte de los hombres a las mujeres, como fijado en la naturaleza de los hombres genéticamente por ser una estrategia evolutiva ventajosa, debemos aceptarlo como una realidad biológica, incluso como un ‘bien’ biológico, algo que escapa a nuestro control5. Esta crítica es la que le hacen algunos detractores como sus compañeros de Harvard pertenecientes al movimiento de izquierdas Science for People: Stephen Jay Gould y Richard Charles Lewontin6.

Lewontin, Rose y Kamin, en No está en los genes. Racismo, genética e ideología, proponen, contra este intento de justificación del status quo del determinismo genético, comrpometidos a la elaboración de una sociedad más justa, “una exploración sistemática de las raíces científicas y sociales del determinismo biológico, un análisis de sus actuales funciones sociales y una exposición de sus pretensiones científicas”7. El biologismo es un medio poderoso utilizado para explicar y legitimar las desigualdades sociales y económicas existentes. Así esta obra puede considerarse una crítica de la ciencia como ideología.

Es especialmente problemática para la sociobiología la cuestión de a qué nivel actúa la selección natural. Para que haya un proceso evolutivo es necesario que existan variaciones entre los individuos. Esta variabilidad es necesaria para que actúe el mecanismo principal de la evolución: la selección natural. Los individuos que presenten variaciones mejor adaptadas al medio se reproducirán mejor, serán más eficaces biológicamente. Estas variaciones favorables se extenderán por la población, serán más frecuentes. Existe una competencia entre los individuos de la misma población, la naturaleza promueve el egoísmo8. Sin embargo, son frecuentes las prácticas altruistas, “las conductas tendentes a sacrificar la eficacia biológica propia en favor de la ajena”9. Puede ser considerada unidad de selección los genes, los individuos o los grupos de individuos. Richard Dawkins propuso el modelo del “gen egoísta” que considera a los genes como unidad de selección y relega al individuo al papel de vehículo temporal usado por éstos para optimizar su eficacia biológica10.

Los autores de No está en los genes resumen la articulación de la sociobiología como teoría de la sociedad humana en tres pasos: primero, se describe la naturaleza humana mediante una lista de características que se consideran universales, incluyendo fenómenos tan diversos como la religión, el baile y la xenofobia; segundo, se afirma que las características universales están codificadas en el genotipo humano; por último, se intenta demostrar que “los universales sociales humanos genéticamente determinados han sido establecidos por selección natural en el curso de la evolución biológica humana”11.

La sociobiología se desarrolla en un marco neodarwinista y para el neodarwinismo (como para el darwinismo clásico) la unidad de selección es el individuo y no el grupo, como apuntaba la antropología. Para el neodarwinismo en el proceso evolutivo están implicadas: una unidad de mutación (secuencias de ADN), una unidad de selección (el individuo) y una unidad de evolución (la especie, entendida como conjunto de poblaciones siendo la población un conjunto de individuos unidos por lazos de parentesco)12.

1Jason Byron y Harmon Holcomb, “Sociobiology”, The Stanford Encyclopedia of Philosophy (21 de noviembre de 2005), http://plato.stanford.edu/entries/sociobiology/ (consultada el 18 de enero de 2010).

2Edward O. Wilson, Sociobiología: la nueva síntesis (Barcelona: Omega, 1980), 4.

3Jason Byron y Harmon Holcomb, op. cit.

4Steven Pinker, La tabla rasa. La negación moderna de la naturaleza humana. (Barcelona: Paidós, 2003), 172.

5Jason Byron y Harmon Holcomb, op. cit.

6Laureano Castro, Carlos López-Fanjul y Miguel Ángel Toro, A la sombra de Darwin. Las aproximaciones evolucionistas al comportamiento humano. (Madrid: Siglo XXI, 2003), 109.

7Richard C. Lewontin, Richard C., S. Rose y L. J. Kamin, No está en los genes. Racismo, genética e ideología. (Barcelona: Crítica, 2009), 10.

8José Sanmartín, Los nuevos redentores. Reflexiones sobre la ingeniería genética, la sociobiología y el mundo feliz que nos prometen. (Barcelona: Anthropos; Bilbao: Universidad del País Vasco, 1989), 100-102.

9Ibid., 103.

10Laureano Castro, Carlos López-Fanjul y Miguel Ángel Toro, op.cit., 14.

11Richard C. Lewontin, Richard C., S. Rose y L. J. Kamin, op. cit., 335-336.

12José Sanmartín, op. cit., 99-100.

Written by umanoidemanme

14 marzo, 2011 a 15:33

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. Básicamente la sociobiología es una construcción ideológica, legitimadora del racismo y el darwinismo social, desde bases pseudocientíficas. Un HORROR, por decirlo rápido.
    Recomiendo leer la obra de Lewonti citada. Dejas las cosas muy claras.

    dedona

    27 marzo, 2012 at 19:18


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: