Theorein

¡Hagamos teoría!

¿Qué es el surrealismo?

leave a comment »

BIACS-08

En el Manifiesto del surrealismo de 1924 de André Breton, se ofrece una definición del surrealismo a modo de diccionario:

“SURREALISMO: sustantivo, masculino. Automatismo psíquico puro por cuyo medio se intenta expresar, verbalmente, por escrito o de cualquier otro modo, el funcionamiento real del pensamiento. Es un dictado del pensamiento, sin la intervención reguladora de la razón, ajeno a toda preocupación estética o moral”1.

Los términos de la “llamada al orden” en el París de posguerra ponían el énfasis en la disciplina, la claridad mental y la racionalidad del espíritu francés. Este tipo de ideas, ejemplificadas en los discursos de Jeanneret sobre la “fría razón” son las que proporcionan el contexto para las críticas de Breton. Los surrealistas vivían y trabajaban al mismo tiempo y en la misma ciudad que los puristas y otros artistas y escritores de tendencia clásica y platónica2.

El motivo por el que el surrealismo se presenta como antirracionalista es para denunciar cómo el realismo tradicional es sólo un intento de apropiación reductora de los múltiples modos posibles de ser realista. Es decir, el realismo es sólo una versión entre las infinitas formas posibles de significar un todo inabarcable al que llamamos realidad. Así, el surrealismo otorga estatuto de realidad a ámbitos ontológicos hasta entonces marginados por la metafísica occidental: lo onírico, las perturbaciones del psiquismo, el placer, el éxtasis, la voz del inconsciente, las manifestaciones del azar. Además, el surrealismo rechaza la relación entre objeto y sujeto instaurada por el racionalismo en la que es necesaria una distancia cognoscitiva entre ambos y propone nuevas relaciones en las que prima lo afectivo sobre lo racional. El surrealismo aboga por una “aproximación” o una “confusión” entre sujeto y objeto en lugar del distanciamiento como medio del conocimiento3.

El surrealismo también cuestiona la primacía de la percepción sobre la imaginación en el realismo tradicional e invierte esta relación, ahora será la percepción la que deba plegarse a la lógica interna de la imaginación4. Para Breton, la imaginación humana es como un animal enjaulado, dando vueltas y vueltas sobre sí mismo, tras las barras del racionalismo contemporáneo. Esta es una concepción romántica de la imaginación, dotada con un potencial sin límites pero asfixiada por las fuerzas represivas de la civilización y la racionalidad. Pero a esta concepción, Breton añade una representación psicoanalítica de la mente que presenta dividida entre una parte consciente y otra oculta e inconsciente, y, mediante las teorías y técnicas terapéuticas desarrolladas por Freud, puede liberarse este lado oculto permitiendo a la imaginación “reclamar sus derechos”5.

La primera revista independiente del grupo surrealista fue Littérature, editada por Breton y Soupault, de la que se publicaron 20 números entre marzo de 1919 y agosto de 1921. Aunque algunos de los artistas que formaron el grupo, entre ellos Breton, Aragon y Soupault, habían contribuido ya, justo después del armisticio, en las revistas Sic y Nord-Sud. Los textos Les champs magnétiques (1919) y L’entrée des médiums (1922), considerados normalmente como los dos escritos proto-surrealistas más importantes, aparecieron en extractos en Littérature. Tras una pausa de siete meses desde la publicación del último número de Littérature, Littérature: nouvelle série se publicó 13 veces hasta junio de 1925, aunque la intención de esta revista era la de ser una publicación mensual, pero nunca lo lograban6.

Tras la publicación del Manifiesto del surrealismo de 1924, cuando el grupo ya había anunciado su existencia, comenzaron un proyecto mayor: La Révolucion Surréaliste, una revista de mayor formato con mayor número de páginas y mayor tirada. Sin embargo, se publicó con menor frecuencia, sólo se realizaron doce números entre diciembre de 1924 y diciembre de 19297. En esta época, a finales de los años 20, otro grupo de ideas fueron adquiriendo importancia progresivamente en la teoría surrealista, que añadió una dimensión social y política al énfasis psicológico que se había puesto en el primer manifiesto. Por eso usan la palabra “revolución” en el título de la revista y dicen haber unido la palabra “surrealismo” a la palabra “revolución” para mostrar el carácter desinteresado, desvinculado y hasta absolutamente desesperado de esta revolución8.

Así, hacia 1925, Breton, Aragon y otros se adhirieron al Partido Comunista de Francia (PCF). A partir de este momento, conforme se desarrolló su comprensión de la naturaleza de la revolución social, la cuestión de la compatibilidad de estas creencias con las del Romanticismo y el psicoanálisis se convirtió en el debate central del grupo y la historia del surrealismo se convirtió en la historia de este debate9. En 1929, Breton publica el Segundo Manifiesto del Surrealismo, purgando a los disidentes y pidiendo una acción política10. Sin embargo, no estuvo el surrealismo mucho tiempo al servicio de la revolución comunista. El primero en abandonar el partido fue Aragon y después salieron Breton y Eluard, expulsados en 1933 por sus críticas11.

El surrealismo se extendió por Europa y América en los años 30, con viajes y revistas. Incluso llegó a Japón. Así, al iniciarse la II Guerra Mundial en 1939, ya había grupos surrealistas importantes en Bélgica, España, Yugoslavia, Inglaterra y Checoslovaquia12.

En Francia, durante la guerra, un pequeño grupo de escritores surrealistas, entre los que se encontraba Aragon, se unen a la resistencia, editando en ese tiempo La main à la plume, una revista que mantuvo viva la llama del surrealismo en el París ocupado. Pero muchos se van a América. De los que se quedan, algunos se mantienen aislados, como Picasso o Miró; otros con peor suerte, como Ernst, estuvieron en un campo de concentración13.

Ernst y Breton llegaron a Nueva York en 1941, donde los artistas europeos que huían de la guerra fueron bien acogidos14. Ellos, así como Dalí, Masson, Tanguy, Matta, y otros, despertaron un gran interés en la alta sociedad de la ciudad y sus museos15.

Breton volvió a París en 1946, cuando el movimiento surrealista estaba ya definitivamente deteriorado. La muerte de Breton, en 1966, puede ser señalada como el fin del surrealismo16.

1André Breton, Manifiestos del surrealismo. Barcelona: Labor, 1992, p. 44.

2David Batchelor, “Esta libertad, este orden: el arte en francia después de la Primera Guerra Mundial” en Realismo, racionalismo, surrealismo. El arte de entreguerras (1914-1945) de Briony Fer, David Batchelor y Paul Wood. Madrid: Akal, 1999, p. 54.

3Luis Puelles Romero, El desorden necesario. Filosofía del objeto surrealista. Málaga: Universidad de Málaga, 2002, pp. 101-102.

4Íbid, p. 103.

5David Batchelor, “Esta libertad, este orden: el arte en francia después de la Primera Guerra Mundial” en Realismo, racionalismo, surrealismo. El arte de entreguerras (1914-1945) de Briony Fer, David Batchelor y Paul Wood. Madrid: Akal, 1999, p. 54.

6David Batchelor, “Esta libertad, este orden: el arte en francia después de la Primera Guerra Mundial” en Realismo, racionalismo, surrealismo. El arte de entreguerras (1914-1945) de Briony Fer, David Batchelor y Paul Wood. Madrid: Akal, 1999, pp. 51-52.

7Íbid, p. 52.

8Íbid, pp. 54-55.

9Íbid, p. 55.

10Dawn Ades, El dadá y el surrealismo. Barcelona: Labor, 1975, p. 60.

11M. Santos García Felguera, Las vanguardias históricas (y 2). Madrid: Grupo 16, 1993, p.100.

12M. Santos García Felguera, Las vanguardias históricas (y2). Madrid: Grupo 16, 1993, p.126.

13M. Santos García Felguera, El arte después de Auschwitz. Madrid: Grupo 16, 1993, p.8.

14Íbid, p. 18.

15Íbid, p. 20.

16Dawn Ades, El dadá y el surrealismo. Barcelona: Labor, 1975, p. 61.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: