Theorein

¡Hagamos teoría!

Sobre la pedofilia

with 5 comments

Pared

Ayer estaba aburrida, curioseando por la blogosfera, sin buscar nada en concreto, saltando de blog en blog, a través de etiquetas, enlaces, buscando tonterías en el buscador de blogs de Google y llegué a uno interesante: Una pena extraordinaria, un blog sobre pedofilia, en el que se defiende la dignidad de los pedófilos. Este blog es una llamada a la tolerancia y al respeto hacia la condición sexual de estas personas, en tanto que ésta no se elige.

El autor del blog señala como objetivos del blog los siguientes: “El principal es servir como un lugar de discusión, reflexión y opinión, mediante la publicación de artículos científicos, reflexiones y opiniones del autor y de otros contribuyentes. No se permiten –o casi- los artículos que no estén fundamentados o razonados, sólo se admite la discusión seria del tema, con respeto para con el otro. Su otro gran objetivo es servir como un lugar donde todos puedan expresarse y dar su opinión sobre el tema”. Y en él se repite una y otra vez que no tolera, justifica, instiga, promueve o hace apología de cualquier acto ilegal, ni la pornografía infantil, ni el abuso de menores.

No he leído todos los contenidos del blog, que son muchos, pero sí he leído varias entradas y en general decir que el autor siempre es comedido, si esperáis leer los desvaríos de un enfermo el blog os decepcionará, lo que encontraréis son los argumentos de un tipo bastante cabal y cultivado. Eso sí, curioseando los comentarios sí podréis encontrar algunas burradas y falacias, tan fáciles de rebatir que no son interesantes.

Para los que como usoidesfero piensan que sólo los homosexuales escriben sobre homoerotismo, diré que yo no soy pedófila. Creo que podría calificar el rechazo que siento hacia el tema, los niños como objetos de atracción sexual, como visceral, pero puedo entender que si así lo siento es porque la norma ha funcionado perfectamente en mí en este sentido, en la construcción de mi identidad sexual en tanto que sólo me atraen los adultos. Del mismo modo, puedo apreciar que esta aberración, esta separación de la norma es, como la norma misma, una construcción discursiva, es decir, que no hay nada de peor fuera de la norma que en la norma, no de manera absoluta.

Los pedófilos son señalados como pre-delincuentes. Aunque todavía no hayan cometido un crimen, se les señala y se les persigue como peligrosos. Muchos de los comentarios de anti-pedófilos que se pueden leer en el blog señalan que están a un paso de cometerlo, que entre desear y hacer sólo hay una fina línea, es decir: los atacan por lo que pueden hacer, su potencial de peligrosidad, no sus actos. Mantener relaciones sexuales con un menor es un crimen, desearlo no.

No somos responsables de lo que deseamos, sino de lo que hacemos. Podemos evaluar nuestros deseos,  no desear lo que deseamos. El pedófilo no es un wanton que sigue sus voliciones de primer orden sin cuestionarse acerca de ellas, sino que es una persona que puede desear mantener una relación (sexual o sentimental) con un niño pero que también desea otras cosas: no hacerle daño, no ir a la cárcel, etc .; y, en consecuencia, puede elegir no hacerlo, no mantener la relación con el niño. Nadie debería juzgar nuestros deseos, sólo nuestros actos, de ellos hemos de responsabilizarnos, pues estos sí los elegimos.

Creo que la cuestión principal, lo apremiante, es no estigmatizar, como se está haciendo, a alguien que no ha hecho nada ilegal, y después ya pueden atenderse cuestiones secundarias como si la ley es justa, si sobreprotegemos a los menores, si los menores pueden o no consentir relaciones sexuales, y otras muchas.

Un último apunte: algunos comentarios del blog de pro-pedófilos (no me atrevo a decir pedófilos porque no recuerdo si se declaraban o no así) intentan igualar la condición pedófila a la heterosexual, homosexual o la zoófila. Entiendo que en tanto que condición sexual, no elegida, tan legítima como, pues sí, lo es, pero también es evidente que plantea problemas que aquéllas no hacen. Es decir, la heterosexualidad es la norma, no plantea ningún conflicto. Pero la homosexualidad, aunque se señale como una perversión, una separación de la norma, no es nada conflictiva: un hombre adulto que desea mantener relaciones sexuales con otro hombre adulto que desea mantenerlas con él, una mujer adulta que desea mantener relaciones sexuales con otra mujer adulta que desea mantenerlas con ella; no hay nada que objetar.

La zoofilia sí es conflictiva pero parece un problema menor, es decir: en tanto que valoramos de forma muy distinta la vida, sobre todo la psicológica, de un niño que la de un animal, el daño que hace el zoófilo si termina satisfaciendo sus deseos se nos presenta como mucho menor. Si damos por supuesto que su mente es mínima, si no dañamos al animal físicamente, el daño es también mínimo. Además que siempre se puede defender el zoófilo diciendo que es hipócrita sostener como moral matar animales para comerlos, para vestirnos con sus pieles, o en un festejo como el taurino y, sin embargo, como inmoral mantener relaciones sexuales con ellos.

5 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. “la heterosexualidad es la norma, no plantea ningún conflicto. Pero la homosexualidad, aunque se señale como una perversión, una separación de la norma, no es nada conflictiva”

    Exacto. Exacto exacto exacto.

    Pero la ironía, la inmensa paradoja es que, aunque la pedofilia es muchísimo más interesante desde un punto de vista moral, filosófico, ético, social y cultural, la gran paradoja es que la producción teórica sobre ella es casi nula. Mientras que sobre la homosexualidad hay una cantidad casi infinita de reflexión, investigación y arte.

    La producción teórica seria sobre la pedofilia es casi inexistente. Yo trato de subsanar un poco ese error.

    ¡Muchas gracias por el chivo!

    porlaverdad3

    7 abril, 2011 at 18:58

  2. Gracias a ti por presentarnos la problematicidad que plantea este tabú.

    umanoidemanme

    8 abril, 2011 at 1:33

  3. Por mí pueden cascarse todas las pajas que quieran pensando en niños, pero violar o siquiera fomentar la distribución de imágenes pornográficas de niños en la red es un delito intolerable, por mucho que sean lo que sean y no lo hayan elegido.

    JANFREY

    9 mayo, 2011 at 17:08

    • ¿Me podrías señalar QUIÉN fomenta la pornografía infantil o el abuso de niños?

      porlaverdad3

      30 mayo, 2011 at 19:59

      • Bueno, no creo que JANFREY esté acusando a tu blog de nada.

        umanoidemanme

        30 mayo, 2011 at 22:54


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: