Theorein

¡Hagamos teoría!

Plataforma, de Michel Houellebecq

with one comment

Florecilla

El miércoles fui a la Biblioteca Pública de Arroyo de la Miel con usoidesfero y él sacó Plataforma de Michel Houellebecq, aunque al final lo he leído yo antes que él. Lo empecé allí y lo acabé el jueves. Por cierto, aprovecho para recomendar esa biblioteca, es mi preferida. Está en el Parque de la Paloma y tienen un blog en el que recomiendan libros y películas además de anunciar algunos eventos.

Nunca antes había leído nada de Houellebecq. Sólo había visto la película basada en su libro Las partículas elementales y lo cierto es que tiene bastantes puntos en común con esta novela. Ambas tratan de la soledad y la dificultad de las relaciones humanas, también del sexo y la búsqueda del placer. Las dos están protagonizadas por personajes bastante patéticos que, tras un golpe de suerte, consiguen algo de felicidad, y más tarde la vuelven a perder. Podría ser la vida de cualquiera.

Como he dicho, es la primera novela que leo de Houellebecq y me ha gustado mucho cómo escribe. Es cierto que habla mucho de coños y pollas, pero de una manera desenfadada que me ha hecho en muchas ocasiones reir, pero no pensar que intentaba escandalizarme porque sí. Sus frases son sencillas e igual describe una escena de sexo que suelta un pensamiento profundo, de esos que suenan a verdad eterna y con los que todo el mundo se identifica, pero sin parecer pretencioso, sin oraciones retorcidas e indescifrables que pretenden una falsa profundidad. Un ejemplo: “Uno cobra conciencia de sí mismo en su relación con el prójimo; y por eso la relación con el prójimo es insoportable”.

El protagonista de esta novela es Michel, un funcionario del Ministerio de Cultura francés. La historia empieza con la muerte de su padre, que aconteció hace un año. Michel es un hombre solitario, con una vida rutinaria y aburrida, pero con la que él está bastante conforme. Tras la muerte de su padre, decide tomarse unas vacaciones y contrata un circuito por Tailandia, donde ya había estado una vez.

Una de las cosas que me ha hecho gracia del libro es que Houellebecq describe a todos los personajes como si fueran unos imbéciles. Forma parte de ese desencanto de la vida del protagonista, su apatía de funcionario que hace que mire con desdén al resto de personajes; pero también el protagonista es presentado como un imbécil, nadie se salva.

En Tailandia, Michel visita varios salones de masaje y disfruta del saber hacer de las prostitutas tailandesas. Además disfruta de otros placeres como las playas, los paisajes y la comida exótica fuertemente especiada. Los compañeros de viaje de Michel son variopintos pero, aunque se ve obligado a relacionarse con ellos por la dinámica del circuito en grupo, no intima demasiado con ninguno. Ni siquiera con Valérie, una chica que le pone y que le parece interesante pero con la que tiene un desencuentro. Sin embargo, intercambian sus teléfonos antes de despedirse y tienen una segunda oportunidad en París.

 En París, cómo no, surge el amor. Valérie resulta ser una directiva de una importante agencia de viajes. Joven, rica y triunfadora; qué hace dándole placer a Michel es algo que ni él mismo entiende, pero lo hace mejor que nadie y se enamoran. Comienzan una relación y juntos, con un compañero de Valérie llamado Jean-Yves, acaban montando un negocio innovador: reforman una cadena de resorts turísticos, autorizando la entrada de prostitutas y prostitutos locales. Un negocio tan evidente que asombra que nadie se haya atrevido a realizar. Pero la historia acaba mal.

Os animo a que la leáis. Pensaba escribir más acerca de esta novela, pero hay tantos temas interesantes que ahora mismo me siento un poco saturada. Toca temas tan dispares como el integrismo islámico o el turismo sexual. Quizás escriba un post sobre algo más concreto pronto, un tema o un personaje. Si no, espero que usoidesfero escriba algo más cuando la lea él.

Written by umanoidemanme

28 agosto, 2011 a 20:39

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. ¡Gracias Manme! Por recomendar la Biblioteca y por hacer uso de ella. Hacemos todo lo posible para que os sintáis lo más comodo posible, y cualquier sugerencia que queráis hacer para seguir mejorándola, estaremos encantados de recibirla. Nos alegra que te guste la Biblioteca.
    Un saludo para ti y Jacobo. y ¡Enhorabuena por el blog!

    bibliotecaarroyo

    1 septiembre, 2011 at 19:51


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: