Theorein

¡Hagamos teoría!

Posts Tagged ‘tecnología

Responsabilidad y desarrollo tecnológico en Frankenstein

with 3 comments

En obras

Hay en el hombre, como en Frankenstein, un doble sentimiento contradictorio acerca del poder que le da la técnica. “Unas veces me estremecía ante la adquisición del poder; otras, mi estremecimiento era de incertidumbre ante el probable resultado de ese poder” (Shelley 2002, 160), decía Frankenstein. “La tecnología representa para la humanidad una gran esperanza al tiempo que una gran amenaza” (Diéguez 2004, 311), su poder nos deslumbra a veces y nos aterra otras.

Sabemos que el desarrollo industrial y el crecimiento de la población mundial han llegado en la actualidad a un punto insostenible. Los recursos energéticos y las materias primas, que en otro tiempo parecieron ilimitados, se agotan (Diéguez 2004, 313). Para los tecnófilos, que siempre miran con optimismo el desarrollo tecnológico, los problemas creados por la tecnología serán resueltos por ella misma (Diéguez 2004, 312). Sin embargo, estando en juego nuestra supervivencia, “no parece muy sensato cruzarse de brazos a esperar que la respuesta venga sólo de la ciencia y la tecnología” (Diéguez 2004, 313). En la novela, esta opción hubiese sido la aceptación de la exigencia de la criatura. Una apuesta por que la tecnología solucione los problemas que ella misma crea. Habría sido confiar en la palabra del monstruo y darle lo que quería: una compañera a la que amar. Pero la actitud de Frankenstein, en este momento crítico de la novela, es tecnófoba, por eso desconfía del monstruo. Lee el resto de esta entrada »

Frankenstein y el determinismo tecnológico

leave a comment »

Tras la idea popular de que controlar el desarrollo tecnocientífico es como intentar ponerle puertas al campo, se esconde una idea que no se justifica ni ética ni empíricamente: el determinismo tecnológico (Diéguez 2005, 2). Se entiende por determinismo tecnológico dos tesis lógicamente independientes, que pueden ser asumidas juntas o no: 1) en filosofía de la tecnología, la posición que sostiene que el cambio tecnológico está determinado por completo y únicamente por leyes internas e independientes de la voluntad humana, es decir: “la tecnología está sujeta a un proceso autónomo de desarrollo que, por no obedecer a ningún agente externo a la propia tecnología, se puede considerar como determinado por una lógica interna”; y 2) en historia, “la tesis que sostiene que la tecnología determina (o influye de forma decisiva en) el curso de la historia” (Diéguez 2005, 3). El determinismo tecnológico se opone al voluntarismo tecnológico, pero ambas posiciones son, según Ikka Niiniluoto, demasiado extremas, son unilaterales y simplistas y, por lo tanto, parcialmente falsas.

Dentro de la concepción determinista de la tecnología, distingue Niiniluoto un determinismo romántico y un determinismo tecnocrático. Frankenstein or The Modern Prometeus es un representante del determinismo romántico. La técnica moderna no es tan poderosa como la tecnología contemporánea pero, aunque no dirija a la sociedad por completo, sí escapa al control de ésta. La técnica constituye un sistema auto-regulador cuyo único criterio de desarrollo es la eficiencia, es decir: la relación entre los recursos empleados y los objetivos determinados; menores recursos, mayor eficiencia (Martínez-Val 2000). Lee el resto de esta entrada »

El imperativo tecnológico

leave a comment »

Todo lo que técnicamente puede hacerse, se hará, sin tener en cuenta nada más. Éste es el “imperativo tecnológico”, una de las manifestaciones de la tecnociencia autónoma (Riechmann 2005, 320). Así Frankenstein no se preocupa en preguntarse un por qué hacer lo que hace, simplemente se deja arrastrar por su afán de conocimiento. Es incapaz de ponerse límites, no puede contenerse, no puede reprimir su curiosidad científica.

Puede leerse la novela de Shelley como una defensa de los valores tradicionales frente a los nuevos valores que acompañan al progreso tecnológico como el de revolución y el de individualismo. “La novelista enseña a desconfiar de empresas como las frankenstenianas, que prometen la felicidad futura a toda la humanidad, a costa de la vida y del amor de aquellos que ya están a nuestro lado” (Vega 2002, 355).

Lee el resto de esta entrada »

Written by umanoidemanme

10 marzo, 2011 at 10:41

La tecnología y la naturaleza humana en Frankenstein

leave a comment »

Hay muchas versiones del mito de Prometeo, que explica la naturaleza mixta del hombre. En la versión platónica narrada en el Protágoras, la fabricación del cuerpo del hombre, desde el barro ancestral, corre por parte de los dioses, y la animación del espíritu la llevan a cabo Prometeo y Epimeteo. Como Epimeteo gastó en los animales todas las cualidades físicas, no quedaba ninguna que ofrecerle a los hombres. Prometeo robó a Hefesto y a Atenea la sabiduría de las artes junto con el fuego y se los dio a los hombres para que pudieran protegerse de los peligros naturales. Zeus, preocupado por ellos, añadió a la dote el sentido moral, el pudor y la justicia, juzgando que la habilidad técnica era insuficiente para garantizar su bienestar y salvación (Platón, 320-323).

En este mito fundacional, se nos presenta la técnica como una parte de la naturaleza humana, inherente a su ser. Como señala Ortega y Gasset, “sin la técnica el hombre no existiría ni habría existido nunca. Así, ni más ni menos” (Ortega y Gasset 2008, 13). De este modo, Ortega y Gasset definió al hombre como una especie de centauro ontológico pues su ser “tiene la extraña condición de que en parte resulta afín con la naturaleza pero en otra parte no, que es a un tiempo natural y extranatural, que media porción de él está inmersa, desde luego, en la naturaleza, pero la otra parte trasciende de ella” (Ortega y Gasset 2008, 47). “Todos somos cyborgs en cuanto disfrutamos de ventajas técnicas que suplen nuestras deficiencias físicas” (Vega 2002, 131), pero estas mejoras también amplían las “posibilidades humanas en todos los campos: memoria, fuerza, longevidad, potencia sexual, cualidades biológicas”. Lee el resto de esta entrada »

Written by umanoidemanme

8 marzo, 2011 at 1:39

Blade Runner III

leave a comment »

Una de las grandes diferencias entre los humanos y los replicantes es que los humanos no saben cuándo morirán, viven con esa incertidumbre, mientras que los replicantes no pueden crearse ninguna ilusión de inmortalidad: tienen una fecha de caducidad, saben cuándo morirán. Sin embargo, y a pesar de los sacrificios que hacen, Tyrell le explica a Roy, el único de los cuatro que consigue vivir hasta entrevistarse con su creador, que ya no hay solución. El proceso no es reversible y Roy morirá cuando llegue su momento. Irónicamente, será esta certidumbre de la muerte la que, en opinión de Deckard, llevará a Roy a amar la vida más que nunca. Y no sólo la suya, sino toda vida, incluyendo la de la paloma que sostiene en sus manos mientras muere, o la de Deckard, a quien salva de caer al vacío en el último momento. Es decir, a pesar de los intentos de los científicos de poner límites a sus creaciones, éstas terminan siendo autónomas y volviéndose contra sus creadores.

El tema de los replicantes y la vida enlaza con una de las frases más enigmáticas de la película. Hacia el final, Deckard se encuentra con Gaff, quien le dice que es una pena que Rachel no pueda vivir, pero ¿quién vive? Cuando Deckard entra en su apartamento y ve un unicornio de papel junto a Rachel, quien duerme, comprende que Gaff ha estado allí, pero no la ha matado. Deckard interpreta que detrás de la decisión y las palabras de Gaff se esconde la ignorancia del hecho de que Tyrell ha construido a Rachel sin fecha de caducidad. Lee el resto de esta entrada »

Written by umanoidemanme

7 marzo, 2011 at 11:07

Frankenstein y la tecnociencia

leave a comment »

Según la distinción conceptual tradicional, la ciencia produce conocimiento-de-que (knowledge-that), es decir, un conocimiento descriptivo; y la tecnología produce conocimiento-de-cómo (knowledge-how), es decir, un conocimiento aplicado. Sin embargo, en la actualidad, la frontera entre la ciencia y la tecnología se debilita cada vez más.

Señala Javier Echeverría (Echeverría 2009) que, frente a la concepción moderna de la ciencia, aquélla que pretende conocer y explicar el mundo, surge una nueva concepción: la tecnociencia contemporánea. La tecnociencia tiene como objetivo transformar el mundo, no sólo describirlo y predecir acontecimientos. Aunque Echeverría fije el surgimiento de la tecnociencia tras la II Guerra Mundial, Shelley nos muestra en su novela a un científico con ambiciones distintas a las del científico moderno, un científico que desprecia la aplicación de la ciencia de su época, demasiado limitada, y que ansía el poder que da el conocimiento. Frankenstein añora el afán transformador de los alquimistas y le parece “indudable que su grandeza de espíritu es superior a cualquier realización empírica de los estudios modernos” (Shelley 2002, 38). Ellos no tenían conocimientos suficientes acerca del mundo, pero entiende Frankenstein que la alianza de aquel afán con la ciencia de su tiempo puede otorgar un poder ilimitado al hombre (Shelley 2002, 39). Y ésta es nuestra criatura: la poderosa unión de la tecnología y la ciencia, que se torna monstruosa cuando su desarrollo no está bien dirigido. Lee el resto de esta entrada »

Written by umanoidemanme

5 marzo, 2011 at 12:01

Blade Runner II

leave a comment »

Otra ambigüedad que destaca en la película es cómo afecta la tecnología al medioambiente. En primer lugar, la tecnología ha afectado negativamente a la Tierra. En ella sólo se quedan los que por diversos motivos no han podido ir a una colonia extraterrestre, como es el caso de Sebastian, que no pudo marcharse por motivos de salud. Sin embargo, esa misma tecnología es la que ha permitido establecer colonias en otros planetas, y huir de la contaminación de la Tierra. Es decir, la tecnología está en la base tanto del problema como de la solución.

Esta misma ambigüedad se da en el caso de los replicantes: cuando Deckard y Rachel se conocen, Rachel le echa en cara que parece que él no quisiera que el negocio de Tyrell funcione. Deckard le responde que los replicantes son como cualquier otra máquina, pueden ser un beneficio o un peligro. Él sólo interviene cuando son un peligro. Lee el resto de esta entrada »

Written by umanoidemanme

4 marzo, 2011 at 22:55